Puerto Rico
Borrar

SANTILLANA utiliza cookies propias y de terceros para la analítica y mejorar la navegación.

Al continuar con la navegación aceptas nuestra

política de cookies.
Manifiesto
Relacionados
Superior

 No es leer, es saber leer.

Lectópolis desarrolla el gusto por la lectura al tiempo que trabaja actividades de comprensión lectora y redacción.

A través de la autogestión y la tecnología se ofrece al docente y al alumno más libertad cognitiva, lo cual proporciona placer e independencia. El manejo de las múltiples y variadas lecturas atrae al lector hacia un mundo que le permite crecer intelectualmente y como ser humano.

BASES CIENTÍFICAS

La lectura consta no solo del proceso de decodificación sino de la comprensión. Quien no comprende el texto, no ha leído.

La lectura permite viajar en el pensamiento, construir nuevos mundos, aprender sobre la expresión, crear patrones de vida, imaginar, soñar, mantener la esperanza y contribuye a la felicidad.

Para desarrollar el gusto por la lectura, es necesario exponer a los alumnos ante textos agradables, pertinentes y que susciten interés en el lector.

La lectura reta el crecimiento académico y desarrolla pensadores críticos quienes enfrentarán los retos de la vida con mejores herramientas.

Los buenos hábitos de lectura proporcionan diversión y bienestar.

BASES CIENTÍFICAS

La lectura consta no solo del proceso de decodificación sino de la comprensión. Quien no comprende el texto, no ha leído.

La lectura permite viajar en el pensamiento, construir nuevos mundos, aprender sobre la expresión, crear patrones de vida, imaginar, soñar, mantener la esperanza y contribuye a la felicidad.

Para desarrollar el gusto por la lectura, es necesario exponer a los alumnos ante textos agradables, pertinentes y que susciten interés en el lector.

La lectura reta el crecimiento académico y desarrolla pensadores críticos quienes enfrentarán los retos de la vida con mejores herramientas.

Los buenos hábitos de lectura proporcionan diversión y bienestar.

BASES CIENTÍFICAS

La lectura consta no solo del proceso de decodificación sino de la comprensión. Quien no comprende el texto, no ha leído.

La lectura permite viajar en el pensamiento, construir nuevos mundos, aprender sobre la expresión, crear patrones de vida, imaginar, soñar, mantener la esperanza y contribuye a la felicidad.

Para desarrollar el gusto por la lectura, es necesario exponer a los alumnos ante textos agradables, pertinentes y que susciten interés en el lector.

La lectura reta el crecimiento académico y desarrolla pensadores críticos quienes enfrentarán los retos de la vida con mejores herramientas.

Los buenos hábitos de lectura proporcionan diversión y bienestar.

x